Villarrica del Espíritu Santo

La hidalga Villarrica

Tema Musical: Lejanía

de Herminio Gimenez

Ver Vídeo

La ciudad de Villarrica del Espíritu Santo, o llamada comúnmente Villarrica, es la capital del cuarto Departamento del Guairá. Es una de las ciudades más importantes del país por su rica historia cultural, actividad artística y académica.

Algunos historiadores la apodaron "La ciudad andariega" porque sufrió siete mudanzas a lo largo de su existencia debido a las invasiones de los bandeirantes, problemas políticos y hasta económicos. En 1683 finalmente se estableció donde actualmente se encuentra.

En el centro de la ciudad aún se mantiene gran parte de su estilo arquitectónico y cultural muy importante, con casonas coloniales donde algunas de ellas datan entre el siglo XIX y siglo XX. Aunque el tren ya no funciona, su vieja estación tenía vital importancia durante la época ferroviaria porque era uno de los puntos principales en el viaje al sur hasta la estación de Encarnación. Hoy en día dicha construcción funge de Museo y Centro Cultural de la ciudad.

Villarrica es considerada, por no pocos especialistas, como la segunda ciudad del país en importancia, desde el punto de vista cultural. Entre las entidades sociales, culturales y deportivas, se destacan: " El Porvenir Guaireño", " El Centro Español", " El Club de Leones", " Instituto de Cultura Hispánica", " Teatro Municipal" " Orquesta de Cámara" " Escuela Municipal de Danzas, Declamación, Oratoria, Guitarra", " Asociación de Productores de Caña de Azúcar", " Liga Guaireña de Fútbol" y " Liga Guaireña de Basquetbol". Además, importantes universidades se asientan en la ciudad, por lo que estudiantes de varias zonas del país y del exterior residen en Villarrica y alrededores para seguir sus estudios universitarios.

Entre las tradiciones de origen europeo, se mantienen vivas las fiestas patronales, día de la cruz, romerías, corrida de toros, carrera de caballos, riña de gallos, así como también bailes, danzas, vestidos y adornos femeninos, veladas, conjuntos, etc.

En Villarrica, la naturaleza se hace amiga y confidente de los seres humanos que allí habitan, o de los que sintiéndose atraídos por su bien ganada fama de lugar paradisiaco, se deciden a recorrer su geografía, conocer su historia y beber de la savia vivificante de su cultura.

Uno de los sitios más visitados de la ciudad es el Parque Manuel Ortiz Guerrero, antiguamente Loma Pedernal bautizado en 1924 con el nombre de San Miguel de Carumbe.

Dice Artemio Franco Preda, que la historia del Ycuá Pytá comienza en la post guerra de la Triple Alianza, cuando en 1876, hubo una prolongada sequía y la entonces junta Económica Administrativa, dispuso la excavación de un pozo de agua potable, en el sitio ocupado hoy día por el estadio. Como es zona de nacientes, el agua fluyó y sigue sin pausas.

Como en ningún otro rincón de la ciudad, aquí palpita el alma de Villarrica. La naturaleza apacible y acogedora del lugar ayuda a olvidarse del duro quehacer y de las congojas que pudieran afligir. Sitio ideal para la relajación del cuerpo y el espíritu.

El Lago Ykuá Pytã se encuentra inmersa en medio de la ciudad y conforma el Parque Manuel Ortíz Guerrero donde se puede disfrutar de sus espacios verdes y naturaleza, convirtiéndose en un pulmón importante y propulsor de la vida sana y deportes que involucran a la buena salud.

A principios de la década del sesenta se erigió una escultura en memoria del poeta villarriqueño. La obra artística se debe al escultor guaireño Javier Báez Rolón.

El 8 de mayo de 1983, en ocasión del cincuentenario de su muerte, las cenizas del poeta fueron trasladadas al parque, cumpliéndose así con un viejo anhelo de la ciudadanía. Desde ese día, bajo una perenne sombra verde, el poeta reposa en la misma tierra que fecundó la esencia de su alma. Sus versos siguen vibrando bajo la mirada atenta y azul de su entrañable Ybyturuzú.

La Iglesia de Ybaroty y la Catedral de Villarrica también son construcciones importantes por su valor arquitectónico, así como también cultural y religioso.

La Iglesia Franciscana del barrio Ybaroty fue construída hacia 1944 y se trata de una verdadera obra de arte. Es producto del trabajo desinteresado y sacrificado de Don Vicente Benítez Vera, impulsada por los padres Carlos Anasagasti y Pedro Zubizarreta; hasta que se convirtió en el resultado de un proceso que comenzó en 1939 cuando los Franciscanos retornaron. Está inspirada en la arquitectura medieval europea combinando el románico con el gótico, estilos en los cuales tiene gran influencia. Una verdadera evocación a la cultura y religiosidad.

Otros de los centros culturales de obligada visita es el Museo y Biblioteca Municipal " Maestro Fermín López, en el que se conservan pertenencias personales de Natalicio Talavera, Manuel Ortíz Guerrero, Fermín López, armamentos y municiones de la Guerra del Chaco, una colección de monedas y billetes paraguayos; así como también, arcos, flechas y hachas de fabricación indígena.

En el museo se pueden apreciar, entre otros muchos objetos, muebles antiguos, máquinas en desuso, pinturas, fotografías y varias piezas de arte sacro donadas por la Diócesis de Villarrica

Entre sus festejos más atractivos se encuentran el Carnaval Guaireño que es el segundo más importante del país, y el Festival de la Raza, donde se conjuga tradición y folclore de la mano de artistas variados o agrupaciones de danza, en las áreas de música y baile.

Personajes Ilustres

Tantas fueron las personalidades nacidas en la hidalga Villarrica, de querer incluirlas aquí faltaría espacio. Pero he aquí algunos de ellos:

Ruy Díaz de Guzmán: (1554-1629) audaz conquistador. Hijo de la provincia del Guairá, Fundador de pueblos. Considerado el primer historiador nacional. Nieto de don Domingo Martínez de Irala, primer Gobernador del Paraguay. Representante de la fusión de dos civilizaciones; la española y la guaraní.

Manuel Ortiz Guerrero: (1899-1933) el más grande y conocido de los poetas guaireños. Nació, vivió y murió poeta. Hizo de la poesía su razón de existir. Sus versos han logrado penetrar en el fondo del espíritu nacional. La tierra guaireña lo impregnó de su aroma y encantos, en cambio, él le brindó su poesía transfigurada en luz. Su vida fue ejemplo de dignidad, lucha y corrección.

Natalicio de María Talavera: (1839- 1867) figura inicial del parnaso paraguayo. Representante significativo de la intelectualidad en momentos en que la poesía de Paraguay daba sus primeros pasos. Su obra se presenta bajo la forma de fragmentos dispersos. La Guerra de la Triple Alianza devoró gran parte de ella. No fue Talavera un poeta de vida ociosa y regalada. Vivió la tragedia de la patria, a quien le cantó con hondura y sentimiento.

Ramón Indalecio Cardozo: (1877- 1943) maestro y propulsor de un nuevo sistema educativo, en donde los niños fueran formados en un ambiente reinado por la verdad. Animador también de la llamada Escuela Nueva. Entre 1921 y 1934, y como reconocimiento a su sacrificio y trabajo en pos de la enseñanza en su natal Villarrica, ocupa la Presidencia del Consejo Nacional de Educación y la Dirección General de Escuelas.

Efraín Cardozo: (1909- 1973) reconocido como el historiador paraguayo más fecundo y sistemático. Periodista, escritor, profesor, político. Representó al Paraguay en momentos claves de su historia, como la firma del tratado definitivo de Paz y Límites con Bolivia. Publicó numerosos libros sobre la historia paraguaya.

Ramiro Domínguez (Villarrica, Paraguay, 1930 - 31 de enero de 2018​) fue un docente, escritor, abogado, dramaturgo, ensayista, sociólogo, poeta y antropólogo paraguayo. ​

Miembro de la generación de 1950, es uno de los mejores poetas paraguayos de los últimos años. Miembro Fundador del Centro de Estudios Antropológicos. Ganador del Premio Nacional de Literatura en 2009.​